viernes, 15 de agosto de 2008

Los copiones


Un amigo solía decir que eso de las buenas calificaciones en la escuela es relativo y que la mayoría de las veces los aduladores son los que siempre salen mejor. Si bien es cierto que es injusto generalizar, también es cierto que no siempre los que tienen buen promedio son los mejores alumnos de una clase (como mucha gente cree). Esto de las calificaciones siempre ha sido un "status" para muchos, una herramienta de disensión para colocarse por encima de otros, ya sea por el puro placer sórdido de sentirse superiores o por ganar un sitio privilegiado. Es como la guerra sucia intra-aulas.

En lo personal no soy susceptible a ser impresionado por estas personas de "excelencia académica"; la inteligencia, las capacidades o talentos de una persona no se miden con números o letras calificativas, una plática o el intercambio de puntos de vista pueden darte un idea más real de la sabiduría de una persona(y aún es relativo). Y es que a lo largo de mi vida estudiantil he visto innumerables artificios viciosos para conseguir buenas calificaciones de estudiantes que se dicen de alto nivel. Cuando se presenta un examen de cierta complejidad, los acordeones, las copias, y demás hechizos al alcance de los tramposos se hacen presentes. Utilizan notas turgentes debajo de las ropas y entre las manos con una habilidad de ilusionista, y nunca son descubiertos, en cambio el estudiante "regular" o "malo" es siempre asediado por el catedrático para increparle cualquier tontería.

Es una pena porque posteriormente esos años de perfeccionamiento de mañas, llegan a su cumbre en todos lados, principalmente en puestos públicos donde la corrupción y el tráfico de influencias toma niveles abyectos.

Hace unos días me encontré una nota en un periódico, en donde hay una muestra de hasta donde se puede llegar siendo un copión , la verdad da pena ajena, es completamente inefable.

Dejo el link.

Plagio de legisladora daña imagen panista

Por cierto este suceso no parece haber tenido mayor trascendencia en los medios. ¿Qué casualidad no?

1 comentario:

ferzvladimir dijo...

es verdad que las calificaciones, ni letras ni numeros miden la capacidad de una persona como estudiante, pero estudiar requiere de esfuerzo de raciocinio interior para comprender lo que se esta estudiando, algo que es dificil que se olvide si se estudia con determinacion , cumpliendo un horario de estudio y proponiendo metas. tengo compañeros de clases, personas adultas y con hijos que se comportan como niños a la hora de un examen por que hacen todos habia y por haber con tal hasta de conseguir ese examen , y cuando los he cuestionado dicen que esa forma de evaluacion no es lo que va determinar la calidad de un profesional. entonces yo me pregunto si no se hace de la forma honesta, cual es la correcta, la trampa, la corrupcion, el engañarse a si mismo?